El Kremlin abandona la Isla de las Serpientes

​Las fuerzas rusas abandonaron el jueves el puesto avanzado estratégico de la Isla de las Serpientes en el mar Negro, en una gran victoria para Kiev que podría aflojar el bloqueo de Moscú sobre los puertos ucranianos. El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que había decidido retirarse como un “gesto de buena voluntad” para mostrar que Moscú no estaba obstruyendo los esfuerzos de la ONU para abrir un corredor humanitario, que permita el envío de granos desde Ucrania. Ucrania dijo que había expulsado a las fuerzas rusas después de un ataque masivo de artillería y misiles durante la noche. “¡KABUM!” tuiteó Andriy Yermak, jefe de gabinete del presidente ucraniano Volodímir Zelenski, informó Reuters.

“Ya no hay soldados rusos en la isla de las Serpientes. Nuestras Fuerzas Armadas hicieron un gran trabajo”. El comando militar del sur de Ucrania publicó una imagen en Facebook (NASDAQ:META) de lo que parecía ser la isla, vista desde el aire, con al menos cinco enormes columnas de humo negro elevándose sobre ella. “El enemigo evacuó rápidamente los restos de la guarnición con dos lanchas rápidas y probablemente abandonó la isla. Actualmente, la isla de las Serpientes está consumida por el fuego, hay explosiones”.

Oleksii Hromov, general de brigada de las fuerzas armadas de Ucrania, dijo en una sesión informativa que las fuerzas ucranianas aún no estaban ocupando la isla, “pero lo estarán, créanme”. El afloramiento rocoso domina las rutas marítimas hacia Odesa, el principal puerto de Ucrania en el mar Negro, donde Rusia está bloqueando los cargamentos de alimentos de uno de los principales proveedores de granos del mundo. La isla de las Serpientes ha atraído la atención del mundo desde que Rusia se apoderó de ella el primer día de la guerra, cuando un guardia ucraniano, al que el crucero insignia ruso Moskva le ordenó que se rindiera, respondió por radio: “Buque de guerra ruso: vete a la mierda”.

“El aspecto más significativo es que esto podría abrir la puerta a las exportaciones de granos ucranianos desde Odesa, lo que es fundamental para la economía de Ucrania y para el suministro mundial de alimentos”, tuiteó Rob Lee, investigador principal del Instituto de Investigación de Política Exterior con sede en Estados Unidos. Levantar el bloqueo ha sido un objetivo estratégico principal de Occidente: el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha acusado a Rusia de provocar deliberadamente el hambre en el mundo como “chantaje”. Moscú niega haber bloqueado los puertos y atribuye la escasez de alimentos a las sanciones occidentales que, según dice, limitan sus propias exportaciones.

“No impedimos la exportación de grano ucraniano. El Ejército ucraniano ha minado los accesos a sus puertos; nadie les impide limpiar esas minas y garantizamos la seguridad del envío de grano desde allí”, dijo el jueves el presidente Vladimir Putin. Varios expertos militares dijeron que expulsar a los rusos de la isla de las Serpientes no sería suficiente para desbloquear los puertos. “¿Significa eso que de repente el grano fluye? No, en realidad no es así”, dijo Marcus Faulkner, profesor de Estudios de Guerra en el King’s College de Londres, y señaló que los puertos todavía estaban minados y que Rusia aún podía interceptar barcos de carga en el mar. Oleg Zhdanov, un analista militar en Kiev, también dijo que los puertos no podrían abrirse de inmediato, pero aun así fue una “gran victoria en el sentido de que estamos liquidando el dominio de la Flota del mar Negro”.

El mes pasado, el Ministerio de Defensa de Reino Unido había dicho que si Rusia pudiera consolidar su control sobre la isla de las Serpientes con misiles de crucero de defensa aérea y de defensa costera, podría dominar el noroeste del mar Negro. Rusia había defendido la isla desde febrero, a pesar de que Ucrania afirmaba que le infligía daños cada vez más graves, hundiendo barcos de suministro y destruyendo fortificaciones rusas. Las nuevas armas enviadas por Occidente hicieron que la guarnición rusa fuera aún más vulnerable, especialmente HIMARS, un poderoso sistema de cohetes suministrado por Estados Unidos que Ucrania comenzó a desplegar la semana pasada. Lee dijo que el abandono de la isla fue “probablemente un resultado tangible de las entregas de armas de la OTAN a Ucrania”.

La victoria ucraniana en la isla de las Serpientes se produce después de semanas en las que el impulso del conflicto parecía estar cambiando a favor de Rusia, que ha centrado su potencia de fuego en capturar ciudades y pueblos en la región de Dombás, en el este de Ucrania. Capturó la ciudad de Severodonetsk la semana pasada después de semanas de intensos combates y ahora está tratando de rodear la ciudad de Lisichansk en el lado opuesto del río Síverski Donets. Las autoridades ucranianas dijeron que estaban tratando de evacuar a los residentes restantes de Lisichansk, donde creen que quedan unas 15.000 personas.

“La lucha continúa todo el tiempo. Los rusos están constantemente a la ofensiva. No hay tregua”, dijo el gobernador regional Serhiy Gaidai a la televisión ucraniana. Un funcionario de la administración separatista prorrusa en la provincia le dijo a la agencia de noticias RIA que la refinería de petróleo de Lisichansk ahora estaba totalmente controlada por las fuerzas rusas y prorrusas, y que todos los caminos a Lisichansk también estaban bajo su control. Ucrania dice que la carretera principal de salida es en gran parte intransitable debido a los combates, pero la ciudad aún no está completamente aislada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *